lunes, 10 de noviembre de 2014

Las estrellas celebran los Oscar honorarios




LOS ÁNGELES. Una constelación de estrellas se reunió el sábado por la noche en Hollywood para una celebración lejos de las cámaras en honor de cuatro grandes talentos del cine.


Reese Witherspoon, Jennifer Aniston, Steve Carell, Kevin Costner, Mark Wahlberg, Sidney Poitier, Ed Norton, Benedict Cumberbatch, Chris Rock, Eddie Redmayne, Ron Howard y Hilary Swank fueron algunos de los famosos que brindaron por los primeros ganadores de Oscar de la temporada en los Premios Gobernadores de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

La actriz Maureen O’Hara, el director japonés Hayao Miyazaki, el guionista Jean-Claude Carriere y el actor y activista Harry Belafonte recibieron premios honorarios en la ceremonia, una cena privada en el salón Ray Dolby del centro Hollywood & Highlands.

A la gala de tres horas también acudieron Jessica Chastain, Warren Beatty, Octavia Spencer, Jake Gyllenhaal, Mark Ruffalo, Robert Duvall, Robert Downey Jr. y Tilda Swinton, con una cresta rubia platino falsa.

El director de Pixar John Lasseter entregó la estatuilla del Oscar a Miyazaki, llamando al animador japonés “el cineasta más original que jamás ha trabajado en nuestro medio”.

O’Hara, de 94 años, fue presentada por Liam Neeson y Clint Eastwood, que confesaron haberse sentido atraídos por la bella actriz de origen irlandés. Neeson la describió como “una de las auténticas leyendas del cine” y “una de las mujeres más aventureras que jamás vivieron”, indicando que la actriz había sido una pionera al hacer sus propias escenas de acción.

O’Hara subió al escenario en una silla de ruedas y leyó un breve comunicado de agradecimiento en el que mencionó a los cineastas Charles Laughton y John Ford, junto con su compañero de reparto en varias cintas, John Wayne. Cuando Neeson le entregó su Oscar, ella preguntó incrédula “í¿Qué es esto?!” “Espero que sea plata u oro y no como una cuchara de la cocina”, dijo.

Carriere aceptó su Oscar de manos del director de “The Unbearable Lightness of Being”, Philip Kaufman. El guionista francés elogió a los muchos directores con los que trabajó en sus cinco décadas en el cine, diciendo: “Siempre están presentes, incluso hoy.

Cuando estoy trabajando, oigo sus voces”. Chris Rock y Susan Sarandon presentaron a Belafonte, que recibió el Premio Humanitario Jean Hersholt por sus décadas de lucha por la justicia social. “No estoy aquí para homenajearte”, dijo Rock.

“Estoy aquí para darte las gracias”. Sarandon describió a la celebridad de 87 años como “un héroe de la vida real, de carne y hueso”. Belafonte dijo estar conmovido por el reconocimiento.

“Ser recompensado por mis iguales por mi trabajo por los derechos humanos, los derechos civiles y por la paz (…) Silencia poderosamente el fragor del enemigo”, dijo. Compartió el premio con Poitier, al que se refirió como “mi anciano amigo”. “Él redirigió el barco del odio racial en la cultura americana”, dijo Belafonte.

El actor habló de los progresos de Hollywood para contar historias que ofrecen “atisbos más profundos de la existencia humana”, como “Schindler’s List”, “Brokeback Mountain”, y “12 Years a Slave”, y la amplia capacidad del cine para influir en la opinión pública. “Quizá, sólo quizá, pudiera ser lo que cambie la civilización”, dijo.

La academia estableció los Premios Gobernadores en 2009 como una celebración no televisada a sus ganadores del Oscar honorario. Los momentos destacados de la ceremonia se incluirán en la retransmisión de los Oscar de 2015.

Hoy

0 comentarios:

Publicar un comentario