jueves, 27 de febrero de 2014

Henya Tejeda lista para la batalla




Mientras otros artistas dominicanos buscan la manera de sobresalir en un género popular como la bachata, el merengue o el dembow,  la joven artista Henya Tejeda anda por otros caminos. Sin embargo, ella dice estar preparada para los obstáculos que encuentre en un país que da prioridad a los géneros tropicales, que no es lo que hace Henya.



El electro-pop, estilo musical que ha abrazado la intérprete de “Mi alma inquieta”,  es un género de música que llegó a ser prominente en los años ‘80, en los que el sintetizador es el instrumento musical dominante. Artistas como Madonna y Lady Gaga han incluido en sus discos este estilo.

Ella cuenta con el deseo para abrirse paso en la música bajo este género y contagiada de otros estilos similares, aunque según la artista “no impera un criterio profesional en todas las vertientes de lo que supone la industria musical, entonces muchas veces hay que crear condiciones donde no las hay”.

Está feliz porque ya tiene su primer disco “El laboratorio”, bajo el género del electro-pop, lleno de groove, sorprendiendo con una faceta mucho más sensual y atrevida, como ella misma describe.

Por las venas de Henya corre el arte, pues sus principales influencias y habilidades musicales las aprendió de su padre, el músico y cantautor Henry Osvaldo Tejeda.

Ya muchos conocen de su música gracias a las redes sociales, donde ella es muy activa. La cantante las aprovecha al máximo y sube hasta conciertos. Su voz y su onda de cantautora le permiten mayor versatilidad en la música y asumir fusiones que enriquezcan su propuesta. Sin lugar a dudas es ella una de las nuevas caras de la música dominicana, que en los últimos años no ha tenido grandes representaciones jóvenes femeninas.  

Su nuevo disco “El laboratorio”, lo define como un concepto de música  fusionada, un híbrido entre diferentes géneros, como por ejemplo: rock con gagá, son con salsa, electro pop, merengue, pero no en el género como tal sino “dándole matices justamente para llegar a buscar su propio color, su sonido y su propio estilo”.

“Mi alma inquieta” es el nombre de la canción por la que Henya fue nominada el año pasado a los Best Artist Awards.

 En este nuevo disco Henya decidió ponerle ritmo, por lo que realizó una nueva versión, basada en una mezcla que denominó mambo domini-chino, y es el primer sencillo de este material discográfico. “Es la misma armonía, la misma letra, pero con un ritmo diferente”, comentó la cantautora en visita a LISTÍN DIARIO.


listíndiario

0 comentarios:

Publicar un comentario