jueves, 13 de julio de 2017

Restos del poeta Pedro Mir descansan en Puerta del Cielo

Resultado de imagen para CENIZAS DE PEDRO MIR EN PUERTA DEL CIELO

SANTO DOMINGO. “¿Será este muchacho el esperado poeta social dominicano?”, se preguntó Juan Bosch en 1937 cuando publicó los primeros poemas de Pedro Mir. La respuesta recorrió el resto del siglo XX y lo convirtió en el Poeta Nacional (1984), honor renovado ayer en el aniversario de su fallecimiento cuando familiares trasladaron sus restos a una nueva morada.

“Papi, has llegado a un nido de paz”, expresó su hija Celeste Mir, en la ceremonia de colocación de la cenizas de su padre en una capilla columbario en el cementerio Puerta del Cielo, adonde fueron llevados luego de su cremación después de ser exhumados del cementerio Cristo Redentor, donde reposaron durante 17 años.

La señora Mir explicó que durante varios años se buscó un lugar de reposo para su padre “digno, seguro y accesible para todos, porque Pedro Mir no es solo nuestro, es del pueblo dominicano”. Agradeció a los administradores de Puerta del Cielo y de la funeraria Blandino, así como al Comité Amigos de Pedro Mir, por el apoyo.

En tanto que Norma Rivera de Vargas, relacionista pública de Puerta del Cielo, dijo que la mudanza de Mir a este campo santo es parte de una misión para cuidar el patrimonio cultural no tangible.

También tomaron la palabra el ministro de Cultura, Pedro Vergés, quien calificó al escritor, académico y abogado como “un hombre extraordinario, dueño total de la palabra”; el rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Iván Grullón; Verónica Sención, directora del Comité Amigos de Pedro Mir; Rafael Nino Feliz, vicerrector de extensión UASD; y el poeta y político Tony Raful.

El acto finalizó con una lectura coreada de su poema “Hay un país en el mundo” en las voces de sus hijos y nietos, y escritores y representantes de instancias culturales del Estado frente a una tarja de mármol que nombra el lugar como plazoleta Pedro Mir.


0 comentarios:

Publicar un comentario