miércoles, 31 de mayo de 2017

Medio siglo de Cien años de soledad, el Quijote de América Latina


Imagen relacionada

SANTO DOMINGO. Hace 50 años y un día, el 30 de mayo de 1967, que se publicó la que es quizás la obra literaria que mejor identifica al ser latinoamericano: Cien años de soledad. Fue en la editorial Sudamericana de Buenos Aires.

Escrita en México y publicada en Argentina, muy pronto y al año siguiente en 1968, Claude Durand y Carmen Durand (Perea) hicieron la primera traducción de la novela a otro idioma: el francés. Así García Márquez, quien sí dominaba el idioma, revisó la traducción de Cent ans de solitude.

La traducción al inglés One hundred years of solitude, apareció en 1970 a cargo de Gregory Rabassa, fallecido el 13 de junio del año pasado y que fue una pieza clave en la promoción mundial del llamado boom latinoamericano.

La traducción al chino, aparecida en 1984, fue ilegal durante muchos años y no fue hasta el 2011 que los editores chinos se pusieron de acuerdo con la agente literaria Carmen Balcells.

Entre las múltiples traducciones, García Márquez detestaba lo que habían hecho con la traducción rusa -Sto liet adinochestva- en la desaparecida Unión Soviética, además de ser ilegal.

Los hispanistas Nina Butiryna y Valery Stalbov fueron quienes se hicieron cargo de la traducción al ruso, con la que la censura se ensañó, al extirparle las escenas sexuales. Solamente en el 2010 pudieron llegar a un acuerdo con la dueña de los derechos de García Márquez, la catalana Carmen Balcells, para su ulterior publicación.

Cien años de soledad es nuestro Quijote, y para muchos la segunda obra más importante en español.

0 comentarios:

Publicar un comentario