miércoles, 27 de julio de 2016

Plan pide al Estado garantizar la interrupción segura del embarazo en 3 casos




 Santo Domingo.- La organización Plan en República Dominicana dijo hoy que es "importante" garantizar el acceso de todas las niñas, adolescentes y mujeres a la interrupción del embarazo "de manera segura (tanto en la legislación como en la práctica)" en tres casos, y que la actual legislación coloca al país "entre los últimos cincos del mundo que aún posee una restricción total sobre este tema".

Y lo es, según Plan, en los casos en los que el embarazo supone un riesgo para la vida o para la salud física o mental de una mujer, niña o adolescente embarazada; cuando se presentan malformaciones incompatibles con la vida y en aquellos casos en los que el embarazo es producto de una violación o incesto.

Plan, organización de la sociedad civil que trabaja para la promoción y protección de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, se une así al reclamo y al mismo tiempo rechaza la aprobación del nuevo Código Penal que penaliza la interrupción del embarazo en todas las causales antes descritas.

Algo, asegura, "que coloca al país entre los últimos cincos países del mundo que aún posee una restricción total sobre este tema".

"El embarazo adolescente es una de las principales barreras en República Dominicana que impiden o limitan que las niñas y adolescentes terminen sus estudios y se desarrollen plenamente", comentó Santa Mateo en nombre de la organización.

"Muchos de esos embarazos no deseados de niñas, adolescentes y mujeres son de alto riesgo para la salud de la madre y a menudo son causados por situaciones de abuso y violación. Además, existe un alto número de abortos inseguros y altos niveles de mortalidad y morbilidad que resultan de estos embarazos no deseados", afirmó Mateo.

En este sentido, Plan RD hace un llamado a la Cámara del Senado del Congreso, así como al Presidente Danilo Medina, para que cumplan con su rol de garantes de derechos, contribuyendo a la preservación de la vida de las mujeres y su salud sexual y reproductiva, especialmente a aquellas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad y desigualdad social.

Por tanto, en los casos de riesgo para la vida de la madre, violación o incesto y malformación incompatible con la vida, la interrupción del embarazo no debe ser penalizada sino garantizada de manera segura a través de la legislación correspondiente.

Además, Plan RD cree que el acceso a la educación sexual y servicios de planificación familiar, incluyendo métodos anticonceptivos como la anticoncepción de emergencia, así como el asesoramiento psico-emocional y cuidados post-aborto (cuando sean necesarios) deben estar disponibles y accesibles de manera gratuita y segura para todas las niñas y adolescentes. EFE

0 comentarios:

Publicar un comentario