viernes, 1 de abril de 2016

La cadena de televisión emiratí Al Arabiya cierra su oficina de Beirut



Beirut, (EFE).- La cadena de televisión emiratí Al Arabiya y su filial Al Arabiya al Hadath cerraron hoy sus oficinas en Beirut debido a razones de seguridad, aunque el ministro libanés de Información, Ramzi Yerish, insinuó motivos políticos, según la Agencia Nacional libanesa de Noticias (ANN).


El canal informó hoy a sus empleados del cierre definitivo de sus oficinas, localizadas en la Plaza Riad el Solh, en el centro de Beirut, así como el cese de 27 periodistas y técnicos.Según la ANN, uno de los trabajadores de la cadena dijo que las personas despedidas serán indemnizadas y no descartó que conserven algunos corresponsales en Beirut.

No están claras las supuestas amenazas que pesan sobre esas cadenas afiliadas al grupo CBM, que recientemente provocó la ira del grupo chií libanés Hizbulá al representar un espectáculo en el que mostró al jefe de esa organización, el jeque Hasan Nasralá.

El ministro libanés de Información rechazó las razones de seguridad del cierre de Al Arabiya, calificó la decisión de "lamentable" y la atribuyó a motivos políticos."¿Será la causa la tensión existente en las relaciones entre el Líbano y los países del Golfo, en especial Arabia Saudí?", se interrogó en declaraciones a la ANN.

Al respecto, Yerish expresó su esperanza de que esas tensiones se disipen pronto "tal vez a través de un contacto directo entre el primer ministro Tamam Salam y el monarca saudí durante el congreso que tendrá lugar en Turquía".

Para el ministro, el soberano Salman bin Abdelaziz podría suavizar la tensión entre la cadena emiratí y el Gobierno libanés.L a situación se deterioró entre el Líbano y las monarquías árabes del Golfo tras las persistentes acusaciones de Hizbulá contra Arabia Saudí de provocar "disensiones entre suníes y chiíes".

El Consejo de Cooperación del Golfo (Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Catar, Kuwait, Omán y Baréin) y la Liga Árabe incluyeron al grupo chií en la lista de "organizaciones terroristas" y han comenzado a expulsar a libaneses que trabajan en sus países. Pese al cierre de sus oficina, los espectadores libaneses podrán seguir viendo la programación de ambas cadenas a través del satélite.

0 comentarios:

Publicar un comentario