miércoles, 26 de febrero de 2014



Los aplausos y algarabía de la multitud dejaron a  Pausini como la artista preferida de la audiencia con un show que llegó a los 44 puntos de “peak online”, según Chilevisión

VIÑA DEL MAR, CHILE. Una Laura Pausini alegre, divertida, con una voz suave y fuerte a la vez, contagiada por el “monstruo” de los festivales, tras 17 años de ausencia de la Quinta Vergara, y en el marco de su gira de 20 años de carrera, hizo vibrar Viña del Mar en la segunda noche, donde también se presentaron Fito Páez y el cómico argentino Jorge Alis.


Pausini inició su turno con la canción “Limpio”, y su fiel fanaticada se hizo notar en la Quinta Vergara. La italiana recibió una gran ovación del público viñamarino que coreó grandes éxitos como “La soledad”, “Se fue”, “La amistad” o “Inolvidable”, “Yo canto”, “Bastaba”, “Emergencia de amor”, “ Volveré junto a ti” y un “medley” con “Inolvidable”, “Amores extraños”, “La soledad”, “Primavera anticipada”, “Se fue”, “Entre tú y mil mares”, “En cambio no”, y otras más.

Después de interpretar unas diez canciones, se escucharon los gritos “¡Antorchas, antorchas, antorchas!”, y entonces los conductores Carolina de Moras y Rafa Araneda salieron para entregarle las antorchas de plata y de oro. Más tarde recibió las gaviotas de plata y de oro, con gestos y gritos propios de una adolescente.

“¡Gracias, Viña, esto es lo máximo!”, dijo la artista.

Durante su presentación en el escenario, Pausini tuvo grandes momentos, y uno muy especial fue cuando un fanático fue invitado a entregarle una fotografía.

Finalmente, tras casi dos horas de show, Laura clausuró su presentación con “La soledad” y, muy espontánea, invitó a todos a que “hagan el amor esta noche”, dejando a la multitud energizada, pero eso no fue lo grande de la noche, sino que sorpresivamente, regresó al escenario y tomando el micrófono de los animadores, cantó una estrofa de la canción “Gracias a la vida”, de Violeta Parra. Y con un “¡Gracias Viña, nos veremos el año que viene!” se despidió.

A seguidas entró al escenario el cómico argentino residente en Chile, Jorge Alis, quien logró conectarse con el público de una manera especial. Su estrella brilló por espacio de una hora, durante la cual los chistes y cuentos incluso sacaron lágrimas.

Fue así como con un humor loco, atrevido, penetrante, con pausas precisas y de vocablo chileno-argentino, fuerte, pero cotidiano, Alis, con ojos rojos de la emoción, logro las codiciadas antorchas y gaviotas de plata y oro.

El rockero argentino Fito Páez también conquistó al auditorio.

El rockero argentino Fito Páez también conquistó al auditorio.
Y con un público eufórico, la llegada de Fito Páez impregno fuego villamarino por espacio de dos horas para cerrar la noche.

Llego al escenario vestido de un traje color rosa y se robó los corazones con sus clásicos. Inició su presentación con “El amor después del amor”, y luego pasó a “11 y 6”

Fito Páez descolló en el festival de Viña del Mar 2014, el cual no es desconocido para él, ya que sus presentaciones siempre han sido muy valoradas.


hoy

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada