viernes, 28 de febrero de 2014

Condenan cantante a reembolsar 30 millones de euros



Enrico Macias

LUXEMBURGO. AFP. El cantante francés Enrico Macias fue condenado a pagar 30 millones de euros a la filial luxemburguesa del banco islandés Landsbanki, en liquidación, que le acordó en 2007 un préstamo de 35 millones de euros.


En un juicio que la AFP obtuvo, el Tribunal de Luxemburgo condenó el miércoles al cantante a pagar al banco en liquidación 30,071 millones de euros con intereses convencionales a partir del 1 de enero de 2013.

Los jueces luxemburgueses validaron una incautación sobre los contratos de seguro de vida del artista ante la compañía Lex Life & Pension (empresa que estaba relacionada con el banco islandés) para garantizar que se cubran los 30 millones de euros cuando se liquide el banco.

En julio de 2007, Enrico Macias y su esposa, quien falleció, hicieron un préstamo ante el banco Landsbanki, garantizado por bienes inmobiliarios, entre ellos una villa en Saint-Tropez.

Se trata de un préstamo del tipo “Equity release” que consiste en poner en garantía uno o varios bienes inmobiliarios para obtener liquideces que se pueden utilizar libremente y cuyo monto es determinado por el valor de esos bienes.

Quien presta solo recibe un porcentaje de la suma total prestada y está obligado a invertir la diferencia en soportes especulativos. En este caso se trató de contratos de seguro de vida en el marco de los préstamos otorgados por Landsbanki.

Enrico Macias recibió 9 millones de euros en efectivo y el resto, 26 millones, fue invertido en tres pólizas de seguro de vida: dos de 11 millones cada una y un contrato de 4 millones.

En 2008, el banco islandés fue declarado en cese de pagos y luego puesto en liquidación y el valor de la cartera de seguros de vida se hundió.

Los bienes comprometidos posibilitaban cubrir las ratios de cobertura del contrato de préstamo, por lo que la liquidadora reclamó en 2009 el reembolso integral del préstamo, a lo que se opone el cantante.

Enrico Macias atacó al banco en liquidación ante el Tribunal de comercio luxemburgués pidiendo la nulidad del préstamo de 35 millones de euros.

Sus abogados invocaron faltas de Landsbanki y consideraron que el montaje financiero propuesto estaba basado “en una mentira jurídica y económica, y también en un engaño sobre los verdaderos riesgos”.

El cantante pedía a los jueces luxemburgueses daños e intereses en reparación por un perjuicio calculado en 43,513 millones.

Pero los jueces rechazaron la demanda del cantante argumentando que era “un inversionista” conocedor que hizo el préstamo con total conocimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada